La puntuación de la secuencia de hechos como técnica en la terapia familia sistémica (segunda parte)

Clínica sistémica y la puntuación como técnica.

La puntuación como técnica envuelve al terapeuta, implicándolo en la retroalimentación secuencial del dialogo con los miembros de la familia. Va escuchándolos y observando los movimientos “caracterológicos” de la familia; es decir, cómo van puntuando sus aseveraciones, primero en torno a la coalición que han construido con respecto al PI (paciente identificado).

Una madre decía: “hemos traído a Iván porque ya no sabemos qué hacer con él. Su conducta en el colegio y es peor en la casa. Me contesta e incluso me ha llegado a dar un manazo” – cita la madre al terapeuta al inicio de una sesión, mientras el padre, esposo de la señora, mama de Iván, asiente afirmativamente con la cabeza.

Recapitulemos: mediante la puntuación, es posible “secuenciar” los comportamientos de manera diversa, cada uno de los cuales da lugar a una distinta visión de la realidad.

La puntuación como técnica en la TFS sería una forma de redefinición del material que se focaliza al convertirse en una forma de “apertura”, de las características relevantes de la disfuncionalidad familiar.

La circularidad forma parte de los tres principios guía de la Escuela y el modelo milanés de terapia familiar. Es imposible como técnica de exploración no referirnos al cuestionamiento circular, cuando puntualizamos una secuencia de eventos, narrativas interaccionales significativos por las pautas y patrones que revelarían disfuncionalidades relacionales, hacemos uso del cuestionamiento circular.

Las preguntas circulares son aquellas ideadas para revelar las relaciones (diferentes) y las diferencias entre relaciones (Bateson, 1972). Hay dos formas de interrogar patrones relacionales: las preguntas tríadicas y las preguntas diádicas. Las triádicas en las cuales uno de los miembros es invitado a describir la relación entre otros dos miembros (muchas veces presentes en la sala de terapia); o bien se pregunta cómo un miembro de la familia reacciona ante el problema y cuáles son las reacciones de otros miembros ante esa reacción.

Esta forma de indagar acerca de alguien en su presencia permite evidenciar la naturaleza de las relaciones existentes (cómo se construyen mutuamente, y cómo sus relaciones son construidas). En ocasiones, se origina una serie de reacciones en la familia que proporcionan valiosa información relacional. El término “circular” hace referencia a la complejidad, a las redes de efectos recíprocos, en oposición a una concepción lineal de causa y efecto (Feixas, 2017).

Foco, focalización y puntualización. Una revisión desde los importantes modelos de terapia.

Como dice Tomm (1987: 37-38) : “Entender un sistema es entender la coherencia en su organización circular de ideas, sentimientos, acciones, personas, relaciones, grupos, acontecimientos, tradiciones, etc. que son de interés para el terapeuta sistémico. Las preguntas son circulares porque intentan dilucidar tales conexiones organizativas”.

La definición de Bateson según la cual “la información es una diferencia que produce una diferencia” es clave para entender de que la información que buscamos a través del dialogo solo puede generarse por medio de un proceso de diferenciación. El terapeuta adopta una forma de preguntar en la que selecciona ciertos fenómenos, los pone en relación (patrones relacionales) unos con otros, los compara y los distingue.

Veamos el siguiente diálogo:

Terapeuta Gino Cavani: “Sra. Julia, entremos en algunos detalles con respecto a lo que sucedió esa tarde con Ricardo. ¿Está bien?”.

Sra. Julia: Sí, doctor. Yo había llegado a la casa y encontré a Ricardo en la calle. Estaba en el parque jugando con sus amigos. Lo mire, entre a la casa y le pregunto a su tía si le había dado permiso para salir. Me responde que sí. Me entero que tenía tareas y que le había mentido a la tía para que le deje salir.

Ricardo (respondiendo desde la mesa donde está sentado armando legos): Me olvidé que tenía tareas.

Julia (Lo remeda y, dirigiéndose a él, le dice): Sí, te olvidaste. Entonces salgo por la ventana y lo llamo…

TGC: ¿Cómo lo llama?

J: Ah sí. Le grito.

R (parándose de la silla, voltea, me mira): Ella me trata mal. – Y vuelve a sentarse para armar.

Tía (se acerca sentada y dice): Luisa es celosa (refiriéndose a la niña, hija y hermana menor. Luisa tiene 4 años y estaba sentada dibujando en la mesa donde Ricardo armaba legos).

La tía hizo un viraje al tema de los celos y a la presión que debe de sentir Julia. Esta situación lo confirma Julia en su siguiente aseveración.

Julia: Sí, estoy muy estresada. Con dos hijos y sola.

Esta secuencia relevante de las pautas de interacción en esta familia monoparental extensa es significativa. Se discuten los patrones relacionales. A partir, de estas secuencias se elaboran hipótesis sobre las pautas que se reiteran. Después se prescriben tareas. Al continuar con las sesiones se puntúan las pautas relacionales y las creencias sobre las formas como se relacionan las personas de este sistema familiar.

Bibliografía

Bateson, Gregory, 1972 [1998]: Steps to an Ecology of Mind. Chicago: University of Chicago Press (trad. esp. R. Alcalde: Pasos hacia una ecología de la mente. Buenos Aires: Lohle-Lumen).

Feixas, Guillem, 2017: El cuestionamiento circular. Barcelona: Universitat de Barcelona. Facultad de Psicologia.

Tomm, Karl, 1987: “Interventive interviewing: Part. I. Strategizing as a fourth guideline for the therapist”. Family Process, Vol. 26, n. 1, pp. 3-13 (trad. esp. M. Beyebach: “La entrevista como intervención. Parte I: El diseño de estrategias como una cuarta directriz para el terapeuta”. Reproducido con el permiso de Family Process).

____, 1987a: “Interventive interviewing: Part II Reflexive questioning as a means to enable self-healing”. Family Process, Vol. 26, n. 2, pp. 167-183 (trad. esp. M. Beyebach: “La entrevista como intervención. Parte II: Las preguntas reflexivas como forma de posibilitar la auto-curación”. Reproducido con el permiso de Family Process).

____, 1988: “Interventive interviewing: part III. Family Process, vol. 27, Num. 1, pp. 1-15.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s